Pan de pita libanés KHEBEZ: un viaje culinario a través del tiempo

Compartir, repartir

El pan, este alimento universal que ha acompañado a la humanidad a lo largo de los siglos, ha visto nacer innumerables variaciones según las regiones del mundo. Entre estas variaciones, el pan pita, originario de Oriente Medio, destaca por su sencillez y versatilidad. Testigo de una rica historia y de una cultura culinaria excepcional, el pan de pita es el reflejo de una tradición que se remonta a milenios.

Desde la antigüedad en Oriente Medio, el pan de pita ha sido el pan de cada día de muchas civilizaciones, desde los babilonios hasta los bizantinos. Su sencilla preparación y su capacidad para almacenarse durante varios días lo han convertido en la opción preferida de viajeros y comerciantes. Hoy en día, es apreciado en todo el mundo, no sólo por su sabor, sino también por su capacidad para acompañar multitud de platos.

Ingredientes :

  • 500 g de harina (o una mezcla de sémola y harina, mitad y mitad)
  • 1 cucharada de levadura seca
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 30cl de agua tibia
  • 5 gramos desde el final

Preparación :

  1. En una ensaladera mezclar la levadura con 15 cl de agua tibia. Deje reposar durante 10 minutos.
  2. Agrega 100 g de harina y 1 cucharada de aceite de oliva. Mezclar bien.
  3. Tapar la ensaladera con un paño húmedo y dejar reposar 30 minutos en un lugar cálido.
  4. Agrega el resto del agua tibia, la harina, la sémola (si la usas) y la sal. Mezclar bien.
  5. Amasar la masa hasta obtener una textura suave y tersa.
  6. Forma una bola con la masa y cúbrela con aceite de oliva. Dejar reposar 1h30.
  7. Divide la masa en 12 bolas iguales. Déjalos reposar durante 15 minutos.
  8. Extienda cada bola formando un círculo de unos 2-3 mm de grosor.
  9. Calienta una sartén y cocina cada pan de pita hasta que esté inflado y ligeramente dorado por cada lado.
  10. Guarda los panes de pita en una bolsa de plástico para mantener su suavidad.

Asesoramiento y soporte: El pan de pita combina perfectamente con una variedad de guarniciones. A menudo se sirve con salsas como hummus, baba ganoush o tzatziki. Para un mejor sabor, sirve estos panes pita con mezze como falafels.

Valores nutricionales por pan pita

Es importante señalar que los valores nutricionales pueden variar según los ingredientes específicos utilizados, su calidad, el método de preparación y el tamaño del pan de pita. Aquí hay una estimación aproximada de los valores nutricionales de un pan de pita promedio:

  • Calorías: 165 calorías
  • Proteínas: 5,5g
  • Carbohidratos: 33g
  • Lípidos: 1g
    • Incluyendo ácidos grasos saturados: 0,2 g
  • Fibras: 1,2g
  • Sodio: 320 mg
  • Potasio: 67mg
  • Calcio: 10 mg
  • Hierro : 1,9 mg

Estos valores se dan únicamente con fines informativos y pueden variar dependiendo de muchos factores. Si tienes inquietudes específicas sobre tu alimentación o estás siguiendo una dieta en particular, siempre es recomendable consultar a un nutricionista o profesional de la salud.

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES:

  1. ¿Podemos usar otra harina para esta receta? Sí, puedes probar con harina integral o semiintegral para obtener una versión más rústica.
  2. ¿Cómo conservar el pan de pita? El pan de pita se conserva bien en una bolsa de plástico a temperatura ambiente durante unos días. También puedes congelarlo para conservarlo por más tiempo.
  3. ¿Puedo hornear pan de pita en el horno? Por supuesto, aunque esta receta es para cocinar en sartén, el pan de pita también se puede hornear en el horno a 230°C durante 3-5 minutos.

Conclusión : El pan de pita libanés es mucho más que pan. Es un viaje culinario, una inmersión en una cultura rica y variada. Su textura suave y su sabor auténtico lo convierten en el acompañante ideal de una variedad de platos mediterráneos. No dudes en probarlo y disfrutar de este pan casero con tus seres queridos. Buen provecho !

Leave a Comment